Café más barato si se pide con educación

Tal vez para alguna gente sea pedir demasiado. Me refiero a comunicarse con educación. A empezar el día o terminar la sobremesa con una sonrisa.

 

Café a cambio de amabilidad
Es una idea de Marisel Valencia, dueña del restaurante Blau Grifeu, en Llança, Girona. A Marisel le sorprende (y con razón) que la gente olvide ciertos hábitos de cortesía que deberían ser naturales. Pero no solo en su local, en cualquier sitio. Entonces se le ocurrió poner este cartel:

 

Café y eduación

Todo queda en un guiño cómplice porque el café siempre cuesta 1.30 €  en su bar. Pero seguro que han aumentado las sonrisas y la amabilidad. Además de ser un detalle que hace popular a un sitio. Toda una estrategia «SEO» que está muy bien y se extiende. Lo dicho, gente comunicativa. Gente que mola.

 

BOLUY3rCMAIB9-E

Fuente: Verne-El país. Gloria Rodríguez-Pina

 

 

 

 

 

Resistencia silenciosa…en el Metro.

Ha sido insospechado. Casi pido un desfibrilador pero de la alegría. Iba hoy  en el Metro, en la Línea 8, casi llegando a la estación de Pinar del Rey. ¡Y había gente en el vagón leyendo libros! Sí, sí, libros. ¡De los de papel!. Nada de e-books ni tabletas, ni «güasapeando», ni con el dedo dándole a una pantallita. Eran cinco los sujetos. Bueno, conmigo seis. Uno de estos tipos incluso, al salir, ha subido leyendo…¡por las escaleras de andar! ¡Con grave riesgo de darse un morrazo! ¡Un héroe!.  ¡Viva la lectura empapelada!. Luego me fui al fútbol y he vuelto con una faringitis de órdago. Por chillón.

 

A contracorriente