La música nos despierta

Seguro que habrá quien me entienda y subraye conmigo que la música es imprescindible en su vida. No es fácil explicarlo pues nos meteríamos en el mundo de los sentimientos y lo subjetivo. La música de alguna manera canaliza mi energía. Como un cofre que puedo abrir cuando lo necesito y escoger el diamante adecuado, el que me revitaliza o adormece. Hay canciones que son auténticos marcapasos, que no te cansas de escucharlas porque son como esa frase de tu mejor amigo que llega en el momento adecuado con las palabras justas.

Decía el pintor francés Eugene Delacroix que «la música es la voluptuosidad de la imaginación«. En mi experiencia de 33 años en la radio, desde el primer día, la música siempre ha ocupado y ocupará un papel protagonista. No conozco otro poder evocador mayor que el suyo.Te arropa, te arrastra, te lleva en volandas, te sugestiona y te recrea. En antena, es la alidada perfecta de las palabras, las reviste de sonoridad y ofrece ritmo único a cada presentación. Con las nuevas tecnologías podemos abrir el cofre en cualquier lugar, en cualquier momento.

Hace algunos años en México, disfrutando uno de esos almuerzos interminables, conversaba con la familia de una joven violinista que forma parte de un mariachi. Su abuela, que estuvo muy observadora durante toda la platica, sentenció: «La música es el lenguaje universal«. No puede ser más cierto. No solo derriba la Torre de Babel,  tampoco conoce fronteras. Ni estilísticas, ni geográficas ni ideológicas. Simplemente llega para quedarse, en una dulce y sutil invasión de los sentimientos.

Todas las semanas hago un programa de música rock que se llama El Vagón 85. Lo subo a la plataforma «ivoox» y hay gente muy amable que lo escucha y deja sus comentarios. De alguna forma se produce una interconexión de sensaciones mucho más valiosa que la noticia de actualidad o la demostración de conocimiento. En continua ebullición o dormida, la música despierta de su letargo o revoluciona la intención común y maravillosa de compartir la emociones.

Antes hablé del rock pero cada uno tiene su evasión favorita. La música que te alegra la vida y te hace sentir especial. No dejes de disfrutar y motivarte con ella. Descubre aristas todavía desconocidas, cierra los ojos y deja que te lleve muy lejos. ¿Me contarás hasta dónde cuando regreses?